miércoles, 18 de febrero de 2015

COMO DECORAR CON EL COLOR AZUL EL QUE TRAMITE CONFIANZA Y FUERZA

El color azul  es la inspiración de este viernes preludio de fin de semana. Posee tal cantidad de tonalidades  que lo convierte en un color muy versátil  apto para cualquier interiorismo. El color azul, para ser más exactos es uno de los tres colores primarios, y partir de él mezclándolo con el amarillo y el  rojo vamos obteniendo los distintos tonos de azul. Encontramos desde las tonalidades más oscuras  como el azul marino hasta las más pasteles como el azul bebé, pasando por los relajantes aguamarinas de la Playa America de Galicia
El pigmento azul egipcio fue el primero obtenido por nuestros antepasados, a partir del calcio y del cobre. El azul es el color del agua del mar y del cielo, simboliza el aire, es el color de las islas griegas, de la noche y de los cielos estrellados y de piedras preciosas como el zafiro; como curiosidad, ninguno de los productos alimenticios son de color azul.
El color azul simboliza la sabiduría, transmite confianza y fuerza; es un color de la gama de los fríos lo hace transmitir  frescor visual en los ambientes.  Es el color de la tranquilidad por lo que tiene un efecto relajante sobre las personas, favoreciendo el sueño y en el caso de los niños controlando la energía que tienen durante toda la jornada.
Te contamos que a la hora de utilizar el color azul en decoración puedes utilizar toda su paleta de colores, si nos vamos hacia los tonos claros y lo aplicamos sobre paredes, aportará luminosidad al espacio donde lo hayamos situado y dará la sensación de que nos encontramos en un espacio mayor.
Si lo que te gusta son los tonos oscuros del azul,  prueba a utilizarlo en todas las paredes, pero ojo, siempre y cuando sea un espacio amplio en el que entre gran cantidad de luz natural, o intenta a pintar una de las paredes en este color, el paramento en el que se encuentre la ventana, así la luz no chocará con esa superficie oscura y gracias al resto de las paredes se repartirá por el resto del baño. Combina esta opción con ventanas, puertas y rodapiés en blanco  para aportarle contraste y coloca cuadros  en alguna de las paredes  para romper la continuidad.
Atrévete a utilizarlo en muebles, textiles, complementos del baño  y elementos decorativos ayudarán a transmitir la tranquilidad que necesitas y junto con los colores neutros como  los blancos y beiges crearán una combinación muy limpia y organizada. Prueba incluir en tu cama o en tu sofá el color azul, son los lugares del descanso y el color azul lo potenciará.
Prueba a utilizar los colores complementarios del azul para tus decoraciones, los complementarios de los azules claros van hacia los naranjas y de los oscuros caminan hacia los amarillos.